El tratamiento estético más demandado

La aplicación del botox en medicina estética está indicado específicamente para arrugas de expresión. Se trata en áreas como entrecejo y patas de gallo. El objetivo al aplicarlo es obtener una relajación de la contracción de los músculos de esa zona. Atenúa las arrugas existentes, provocadas por movimientos repetitivos y constantes. Previene la formación de nuevas arrugas.

La toxina botulínica es uno de los tratamientos estéticos más efectivos y solicitados por nuestros pacientes para el manejo de arrugas dinámicas o de movimiento. Aunque también se está utilizando en hiperhidrosis, ese sudor excesivo que podemos presentar en axilas, manos y plantas de los pies.

Es un tratamiento estético que puede ser utilizado por mujeres y hombres, ya que nuestra cotidianidad nos obliga a mantener nuestro aspecto de forma agradable y juvenil.

    PIDE INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

    He leído y acepto la política de privacidad

    Existen diferentes marcas en el mercado español, con registro sanitario, que son indicadas para realizar este tratamiento, ya que siguen los lineamientos sanitarios necesarios para trabajar con productos de calidad.

    En nuestro centro estético cumplimos con los estándares de formación continua y la utilización de productos aprobados, lo que garantiza a nuestros pacientes un tratamiento de calidad y unos resultados estéticos naturales y duraderos.

    Los resultados de la inyección de Botox se centran principalmente en:

    • Eliminar las arrugas

    • Proporcionar un efecto rejuvenecedor en la piel

    • Conservar la expresividad y naturalidad del rostro de nuestros pacientes

    Solicita información llamando al 672364736

    El botox es idóneo para tratar el bruxismo o la sonrisa gingival

    El principal uso de la toxina botulínica en medicina estética es el tratamiento de arrugas faciales por expresión, es decir, aquéllas que son causadas por el uso de los músculos faciales. El botox se puede aplicar en varias zonas del rostro como: entrecejo, comisuras de los labios, frente, alrededor de los ojos, cuello y muchos lugares más.

    Entrecejo, frente y patas de gallo

    Las arrugas que se producen en el entrecejo son causadas por dos músculos: el músculo coarrugador de las cejas, el superciliar y, en ocasiones, el prócerus. Es importante localizar donde se produce la zona de mayor contracción, para poder así conseguir un mejor resultado estético.

    El tratamiento se lleva a cabo a través de la infiltración en el músculo, mediante pequeños pinchazos, prácticamente imperceptibles, con una aguja muy fina. Con una sesión de sólo media hora, y tras tres días, el efecto es muy notorio. Los efectos del botox duran entre 4 y 6 meses.

    Sonrisa gingival

    La «sonrisa ideal» muestra el labio superior justo encima de los dientes superiores, con un máximo mostrado de dos milímetros de encías. Todo lo que supere los tres o cuatro milímetros de encía visible comienza a verse como una sonrisa gingival.

    El tratamiento se realiza inyectando toxina botulínica tipo A sobre el músculo elevador del labio superior, mejorando el aspecto de la sonrisa y luciendo un rostro más armónico.

    Bruxismo

    El bruxismo es el hábito de rechinar los dientes de manera inconsciente, afectando a la población en general, tanto a hombres como a mujeres, y causando diferentes síntomas que puede afectar la calidad de vida del paciente por la presencia de dolor.

    Uno de los tratamientos estrella del bruxismo es la relajación que se produce al inyectar la toxina botulínica en el músculo masetero, evitando la contracción continúa de este músculo y, por ende, evitando los efectos indeseables como el dolor.

    Con una eficacia del 99% en el tratamiento del bruxismo leve a moderado, los resultados son casi inmediatos después del tercer día y con una durabilidad del tratamiento entre 6 a 9 meses.