Quién, desde niño, no ha soñado con conseguir algo. Con alcanzar una gran meta. Con ser astronauta, futbolista, bombero, médico… Con escalar una gran montaña, con ser una gran escritora, descubrir una nueva vacuna o, simplemente, con ayudar a los demás a ser un poco más felices. Con poner al servicio de los demás tus conocimientos, habilidades y anhelos.

En mi caso siempre soñé con este día, con este momento, con esta celebración, con este proyecto.

Una ilusión que llevaba tiempo gestándose en mi mente, en mi corazón y que siempre imaginé así: compartiéndolo con la gente que más quiero. Familia, amigos, equipo, compañeros de profesión… una noche inolvidable y llena de emoción.

Comienza la magia de una nueva era en la medicina estética en Zaragoza. Una magia que consiste, ni más ni menos, en normalizar los cuidados estéticos en nuestras vidas.

Y así sin más, tras un camino largo, difícil y de mucho esfuerzo y trabajo, todo se vio recompensado. Y, como no podía ser de otra manera, a lo grande, como soy yo.

Una noche donde pudimos celebrar todos juntos este nuevo proyecto de mi nueva Clínica de Medicina Estética y donde, además, anuncié mi nuevo Curso de Formación en Medicina Estética Dra. Mery Lamah.

Con este nuevo proyecto aspiro a crear un espacio, una atmósfera donde se hable de belleza y de querer verse bien, sin tabúes ni prejuicios. Una normalización donde verse y sentirse bien no sea un motivo para esconderse sino de sentirse libre y donde poder mejorar nuestro aspecto físico, sin tener vergüenza en hacerlo o decirlo. Porque mi único propósito es siempre que te veas bien.

Hemos invertido muchas horas de trabajo, de ilusiones, y también de frustraciones y abatimientos pero, al final, lo hemos conseguido.

Te espero en nuestro nuevo espacio de medicina estética, con toda ilusión para que podamos hablar de lo que podemos hacer, para que te veas y te sientas bien y feliz.